Son muchas las tiendas online que hay de bisutería y joyería actualmente. La mayoría de ellas o le dan una importancia media a la fotografía o no le dan ninguna. En este post quiero hablar de los 4 principales errores que se comenten al fotografiar los productos de este sector.

1. Mala gestión del color: Los primeros ejemplos que aquí os mostramos se han preocupado un mínimo por la fotografía, ya que se han molestado en fotografiar los productos sobre un fondo blanco y han jugado un poco con la composición, pero lo que no han logrado es hacer una buena gestión del color. Esto es debido a un mal ajuste del balance de blancos a la hora de realizar la fotografía.

 

Un mal uso del color en la fotografía puede confundir a nuestros clientes

¿De qué colores son estos productos? El cliente puede llegar a pensar que alguno de ellos tienen ese tono rojizo que apreciamos

En este otro caso, de una tienda diferente, nos volvemos a encontrar con una mala gestión del color. Pero para que podáis ver la diferencia he quitado la dominante de color anaranjada que predominaba en las fotos y fijaos qué diferencia de color tiene ahora el plateado. ¿No creéis que esto puede generar dudas en los consumidores? Pueden llegar a pensar que este piercing es de color bronce en vez de plata, por lo que no nos deberían sorprender las devoluciones en este caso.

 

Corregida la dominante de color y realización de silueteado

Corregida la dominante de color y realización de silueteado

 2. Reflexiones no deseadas: La mayoría de los productos de bisutería o joyería están compuestos de materiales reflexivos, por lo que a la hora de fotografiarlos se deben tener muy presentes y conseguir que la superficie que se refleje en ellos sea blanca y sin textura. En este ejemplo vemos cómo este producto ha sido fotografiado sobre un fondo con textura, una tela o similar, la cual se ha reflejado en la parte inferior del producto, proporcionándole una textura que no le corresponde.

 

Texturas no deseadas

Se debe prestar atención a las superficies reflexivas

 3. Fotografías sin iluminación: Una de las principales razones por las que se debe iluminar bien un producto es para sacarle el máximo partido a este en la fotografía. Con la iluminación conseguimos realzar el volumen del objeto, se estimulan las superficies brillantes y se consigue una homogeneidad. Cuando en el anterior post hablábamos de que las fotografías bien tomadas mejoran el escaparate de la tienda online  y dan profesionalidad, nos referíamos justo al siguiente ejemplo. La primera fila de fotos probablemente haya sido fotografiada en la misma tienda, sin iluminación fotográfica ni tratamiento de ningún tipo. En la segunda fila, se nota que los productos han sido iluminados y podrían hasta pasar por silueteados.

 

Un mal escaparate
Fotografías sin iluminación, los objetos quedan planos

Un buen escaparate Fotografías con iluminación, se realza el volumen de los objetos y da homogeneidad a las fotografías

 

4. Ningún cuidado: Y por último, y no menos importante, os dejo los ejemplos más escandalosos que he localizado donde nos encontramos con una absoluta despreocupación por todos los aspectos fotográficos: color, composición, luz, detalle, calidad…

Lo que nunca se debería hacer

Lo que nunca se debería hacer

En Fotografía eCommerce creemos que por pequeña que sea la tienda, es imprescindible invertir parte del dinero en mejorar las fotografías de  los productos, ya que éstas hablarán por sí mismas y aumentarán las ventas del negocio.

Si quieres ver cómo cuidamos la bisutería en Fotografía eCommerce puedes echarle un vistazo a nuestro portfolio.