Cada vez es más normal entrar en la página web de una marca y encontrarnos vídeos por todos lados: en la home, en el apartado de de categorías, en las fichas de producto…Y es que utilizar vídeos para tu eCommerce es una forma muy efectiva de ofrecer contenido de valor a tus clientes. Además, si lo haces bien, puedes conseguir no solo que tu tienda online quede visualmente más atractiva, si no que tu conversión aumente gracias a este contenido.

En este post, te damos 4 consejos para optimizar los vídeos de tu eCommerce, con el fin de aumentar tu conversión:

Explica tu producto

Lo más importante de los vídeos para eCommerce es que consigan explicar bien tu producto. Puede que haya vídeos puntuales en los que solo quieras transmitir tus valores de marca, o unirte a alguna causa social, pero lo normal es que el objetivo sea incitar a la venta.

Hay un tipo de vídeos, que suelen ser específicos para las fichas de producto, en los que todo el foco está en mostrar el producto. Para este tipo de contenido, te recomendamos que recurras a vídeos muy cortos, que se reproduzcan en bucle y autoplay, y que sigan la estética del resto de fotos de la ficha de producto, para que quede homogéneo.

Es muy importante que los crees pensando en lo que al cliente le gustaría ver de ese producto en concreto, de forma que le transmitas la máxima información posible, y que consigas mejorar su experiencia de compra.

Para que veas un ejemplo, aquí tienes una serie de vídeos de producto que hicimos para la marca Hinsomnia, pensando en incluirlo en sus fichas de producto:

Con estos vídeos, conseguimos mostrar las prendas en movimiento, para que el cliente pueda entender su vuelo y cómo se comportan los tejidos. Además, es mucho más fácil de entender cómo queda la prenda puesta que solo con fotos, de forma que el cliente puede visualizarse a si mismo llevándola.

Por otro lado, podemos recurrir a vídeos en los que ponemos el producto en contexto. Estos vídeos son más versátiles, ya que puedes utilizarlos tanto en varias zonas de tu web, como en las redes sociales de tu marca. Funcionan muy bien con productos que tienen varias funcionalidades, o productos cuyo uso es difícil de explicar solo con imágenes.

Un ejemplo de este tipo de vídeos es el que hicimos para la marca de Celi&Go. Esta marca vende productos para específicos para celiacos, y muchos de ellos requieren de vídeos en los que se muestre el producto en uso para conseguir explicarlo bien.

Como veis, también decidimos incluir algunos rótulos para aportar información relevante sobre el producto al cliente, como que es reutilizable y apto para lavavajillas.

La calidad importa

Debido a que cada vez los clientes están más acostumbrados a consumir vídeos, ya sea en redes sociales, en medios de comunicación, o en tiendas online, a día de hoy son mucho más exigentes con la calidad. Y con esto nos referimos a que lo que antes era considerada una calidad aceptable, a día de hoy los usuarios lo catalogarían como mala calidad, hasta tal punto de decidir no comprar en tu marca por no parecer profesional.

Por ello, debes tener siempre presente que por muy bueno que sea el contenido o el mensaje que transmita tu vídeo, si la calidad no es buena, a pesar de tu esfuerzo o inversión económica no conseguirás aumentar tu conversión.

Aporta valor

Siempre que sea posible, te recomendamos que intentes aportar valor añadido a tus clientes a través de tu contenido, de forma que no perciban tus vídeos como un contenido exclusivamente centrado en la venta. Esto es especialmente importante en redes sociales, ya que ahí los usuarios no buscan entrar en una teletienda, si no en una plataforma donde encontrar contenido que les entretenga y con el que puedan inspirarse o aprender algo.

Por ello, en este tipo de vídeos debes integrar tus productos de una forma «sutil», de forma que no parezca que quieras vender, si no aportar valor, a pesar de que tu objetivo final siempre estará relacionado con la conversión.

Para que veas un ejemplo, te dejamos por aquí un vídeo que hicimos para el perfil de Instagram de ComeFruta. En este caso, decidimos mostrar uno de sus productos, el calabacín, a través de una receta. De esta forma, el usuario puede ver el producto, a la vez que aprende cómo hacer una crema de calabacín, y todo ello de forma entretenida y visualmente atractiva.

Adáptate a los diferentes canales

A pesar de que un vídeo pueda funcionar muy bien en uno de tus canales, no significa que lo puedas reutilizar y que vaya a ser igual de efectivo en el resto de plataformas. Si que es cierto que hay vídeos que pueden ser efectivos en varios canales, pero nunca serán igual de efectivos en todos, y hay otros vídeos que son muy específicos para un canal en concreto.

Por ello, debes tener muy en cuenta en qué canal quieres publicar cada vídeo, y cuáles son tus objetivos, de forma que consigas crear vídeos que realmente funcionen. Además, te recomendamos que no te aferres a un solo tipo de contenido, si no que vayas probando para dar en el clavo con el tipo de vídeos que mejor funcionan con tus clientes/seguidores.

Por ejemplo, en las fichas de producto, tanto en marketplace como en tu tienda online, el cliente ya llega con intención de compra, por lo que lo que le interesa ver es tu producto, sus detalles, su forma de uso, etc. Sin embargo, en redes sociales, el cliente aun está en fase de descubrimiento, por lo que quiere ver un contenido que transmita emociones, en el que aparezca tu producto pero no de forma intrusiva.

Además, no todas las redes sociales son iguales. En Instagram los usuarios quieren ver contenido más inspiracional y de lifestyle, en TikTok vídeos más dinámicos y entretenidos, mientras que en LinkedIn prefieren un contenido más corporativo, con el que puedan conocer mejor a tu empresa.

 

En Fotografía eCommerce somos expertos en vídeos para eCommerce, y nos adaptamos a las necesidades de nuestro cliente y a los diferentes canales donde van a ir publicado su contenido. Por ello, si necesitas ayuda con la creación de tus vídeos, no dudes en contactarnos, te atenderemos sin ningún compromiso 😊