La moda es uno de los mayores sectores del mercado actual, y, aunque la fotografía de moda ha sido muy importante en el sector casi desde sus inicios, cada vez lo es más debido al crecimiento del eCommerce. Por ello, con tantos años de historia de fotografía de moda, las marcas tienen que encontrar la forma de reinventarse y de saber convencer al usuario a través de una pantalla, lo cual no es tarea fácil 🧐.

Hay que tener en cuenta que la fotografía, a pesar de mostrar el mismo producto, no puedes ser igual para distintos canales, si no que se debe adaptar a cada uno de ellos. Actualmente, los canales que más peso tienen en el sector de la moda son las páginas web de las marcas y su cuenta de Instagram. Por ello, os vamos a enseñar ejemplos de qué tipo de fotografías incluyen las marcas en ambos canales, incluyendo marcas tanto de low-cost como de lujo.

Página web vs Instagram

La primera marca que os queremos enseñar es Dior. En primer lugar, os vamos a enseñar las fotografías que han optado por utilizar en su ficha de producto para enseñar uno de sus bolsos.

Como veis, apuesta principalmente por fotografía producto, mostrándolo desde varias perspectivas, incluyendo un primer plano para ver el detalle del estampado, así como dos fotografías con modelo, pero sin llegar a enseñar a la modelo completa.

FIcha de producto bolso de Dior

Ficha producto bolso de Dior

Si nos vamos a su cuenta de Instagram, podemos ver que utilizan fotos totalmente distintas, mostrando a las modelos enteras, en un ambiente playero, y con un outfit completo para darnos ideas de cómo combinarlo. Si le dais a la flecha que aparece para pasar las fotos, veréis que la última es casi como una fotografía sacada sin avisar, dando la sensación de que son realmente tres amigas de camino a la playa 🌴.

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Dior Official (@dior)

Pasando al siguiente ejemplo, os vamos a enseñar cómo Versace muestra uno de sus bikinis en su página web y en su Instagram.

En la ficha de producto de su página web, han optado por incluir tres fotografías:

Top bikini VersaceBikini VersaceBikini de Versace modelo

En primer lugar, una foto del top del bikini (ya que venden ambas piezas por separado), y luego dos fotos con modelo, por delante y por detrás.

Si nos vamos a Instagram, vemos dos formas de enseñar el mismo bikini:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Versace (@versace)

Por un lado, con la imagen que tenéis arriba, que se ve que es una foto que lleva mucho trabajo detrás, tanto de retoque como de fotografía, que se podría decir que es el tipo de fotografía que se llevan viendo años en las campañas de moda, pero siguen funcionando.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Versace (@versace)

Por otro lado, en esta imagen vemos que han optado por una fotografía más natural, pero añadiendo tanto dibujos como texto que encajan perfectamente con el tipo de producto y de fotografía. Esta es una forma de hacer tus fotografías únicas y especiales, y que ayudan a transmitir el mensaje que quieres, en este caso, “Fue un verano muy Versace”.

Si pasamos a marcas de moda de low-cost, vemos que la estrategia que siguen es un poco diferente.

En primer lugar, vemos cómo la marca Mango muestra uno de sus nuevos vaqueros de hombre en ambos canales:

Fotografía de producto Mango
Imágenes producto MangoFicha de producto de Mango

       Ficha producto Mango

Estas fotografías, son las que aparecen en la ficha de producto en su página web, y la primera diferencia que vemos es que incluyen más imágenes que en las marcas de lujo, y hemos visto que es un patrón que se repite en la mayoría de marcas. Además, apuestan muy fuerte por la fotografía con modelo, siendo 7 de las 9 fotografías que incluyen con modelo. Por otro lado, vemos que en las fichas de producto, suelen incluir una del estilo que vemos en su cuenta de Instagram, en una localización exterior, y más natural. Eso sí, estas fotografías las suelen añadir de las últimas de la ficha, como vemos arriba.

Si vemos su cuenta de Instagram, muestran sus producto con este estilo de fotografías, mucho más naturales que las de la ficha de producto, que se centran más en transmitir sensaciones para ayudarte a imaginarte a ti mismo viviendo una escena como la de la foto. Esto ayuda a que, cuando ves ese producto en concreto, ya no pienses solo en una simple prenda, si no que ya te transmite sensaciones como calor, aventura, e incluso amor de verano 💕.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de MANGO (@mango)

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de MANGO (@mango)

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de MANGO (@mango)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de MANGO (@mango)

Como hemos podido ver en estos ejemplos, lo que funciona en Instagram para las marcas de moda es incluir fotografías que se adapten al contenido que suben los usuarios en esta plataforma, es decir, más espontáneas, naturales, y que muestran una escena concreta o un estilo de vida, con el fin de transmitir sensaciones al usuario.

Sin embargo, los usuarios que entran en la página web de una marca, lo que quieren es ver el producto para decidir si comprarlo o no, por lo que en este caso las fotografías deben estar más enfocadas en mostrar el producto lo mejor posible, añadiendo fotografías desde diferentes perspectivas, mostrando los detalles de los producto e incluyendo fotografías de modelo para darle más información al usuario.