Ya hemos hablado bastante acerca de los vídeos como uno de los formatos de contenidos con mayor impacto y mayor potencial de crecimiento para los próximos años. Aún así, cuando ves que compañías como Apple pretenden invertir más de 1.000 millones de dólares en contenidos en formato vídeo para 2018, no dejas de darte cuenta de que la importancia del vídeo está creciendo de forma exponencial y que las empresas deben empezar a tratar de sacarle partido a este tipo de contenidos.

Ahora bien, no todos los formatos de vídeos son para todos los tipos de empresa, ni para todas las necesidades. Dentro de todas las posibilidades que nos brinda el vídeo, los contenidos basados en micro-videos son los contenidos más accesibles tanto para los creadores como para los consumidores de este tipo de contenidos.

¿Qué es un Micro Vídeo?

No existe todavía una definición concisa, y aunque algunas voces lo definen como vídeos de entre 5 y 15 segundos, la realidad es que en su definición cabe casi cualquier tipo de vídeo que tenga una corta duración (en el ámbito de los segundos o muy pocos minutos).

Más allá de la definición, un micro-video es un contenido corto en formato vídeo que está especialmente diseñado para ser capaz de captar y retener la atención de los posibles clientes durante unos segundos (que es el tiempo máximo que la mayoría de consumidores de contenidos prestan atención) con el objetivo de derivarles a una captación de lead o influenciar una venta.

Distintos tipos de micro vídeos y ¿Cómo hacerlos?

Si bien la definición de micro video ya es relativamente restrictiva, nos encontramos con distintas alternativas a la hora de crear un micro video, y deberemos tener claro qué enfoque queremos seguir y qué objetivos queremos cubrir con la creación de cada vídeo que realicemos. A continuación podemos ver algunos ejemplos.

1.- GIFs o vídeos auto-reproducibles de muy pocos segundos de duración, que tratan simplemente de captar la atención de los potenciales consumidores en casi cualquier tipo de canal (gracias a las facilidades que nos da el formato GIF para la auto-reproducción e inclusión en distintos canales).

Podemos aprovechar otro tipo de contenidos ya generados como las fotografías 360º o las fotografías 360º animadas como base para generar este tipo de contenido y así reutilizar contenido ya generado.

vía GIPHY

2.- Vídeos reales de uso de un producto o servicio, que no requieren excesiva edición y que podemos grabar fácilmente a partir del producto/servicio que estemos vendiendo. Para este tipo de vídeos ya necesitamos una producción propia, como la que podemos ofrecer desde nuestros servicios de video de producto.

3.- Vídeos reales con mayor producción y que se focalizan en transmitir más un estilo de vida o una aspiración, como pueda ser el vídeo de lanzamiento de un nuevo producto.

4.- Vídeos animados que nos permiten simplificar el mensaje cuando lo que vendemos es más complicado de transmitir en vídeo real, o bien que nos permiten contar una historia que creemos que puede enganchar mejor con nuestro público objetivo.

Cada uno de estos tipos de vídeo tiene unos objetivos, requerimientos, planificación y costes distintos, así que lo más importante es partir de la base (¿Qué objetivo queremos cubrir con estos contenidos?) para tratar de buscar el formato y estructura de vídeo que mejor encaje, mejor resuelva los objetivos que queremos cubrir y que también minimice las necesidades de inversión.

Determina el mejor canal de distribución para cada uno de tus micro-videos

Para cualquier contenido que podamos generar es importante determinar el canal o los canales que vamos a utilizar para su distribución. Y en el caso de los micro-videos, la difusión de los mismos es un aspecto todavía más relevante ya que son contenidos que suelen estar pensados para captar la atención de los potenciales clientes en espacios fuera de nuestra propia web.

De todos los canales que podemos utilizar para la distribución de los vídeos, nos fijamos especialmente en Facebook, Instagram y YouTube, por ser los principales canales de consumo de vídeo y ser donde suelen estar la mayoría de nuestros compradores. Os dejamos algunos artículos que hemos escrito sobre cada uno de estos canales para que podáis aprender las claves de la difusión en cada uno de estos canales: