Cuando hablamos de vídeo de producto todavía visualizamos grandes producciones de vídeo, con una historia, una gran definición y una complejidad y sofisticación que los deja fuera del alcance de la mayoría de los retailers o tiendas online. Te vamos a dar diversos consejos para mejorar tu ficha de producto en tu eCommerce usando videos.

Sin embargo, un vídeo de producto que se crea para ser integrado en una ficha de producto debe ser un vídeo mucho más simple por varios motivos:

  • Utilidad: Cuando el usuario llega a la ficha de producto ya tiene una intención de compra más clara. Un vídeo demasiado aspiracional (como el que podamos utilizar para atraerle desde una campaña en TV, en YouTube o donde sea) no es la mejor ayuda para convencerle sobre el producto. Además, si ya tenemos un vídeo de campaña que hemos creado con el objetivo de poder lanzar campañas de atracción, también podemos reusarlo en la ficha de producto (aunque como vídeo de apoyo).
  • Coste: Aunque no es necesario, ni de lejos, hacer vídeos de todo nuestro catálogo, si que solemos generar vídeos para un buen número de productos. A veces son nuestro top 100, top 500 o top 1000 productos. Sea como sea son un buen número de vídeos y si no somos capaces de simplificar la producción para generarlos a un coste adecuado, no nos saldrán las cuentas.

Un ejemplo muy interesante y útil de vídeo de producto lo veíamos recientemente en el artículo en el que profundizábamos acerca de los cambios que había realizado Nike en su web y que otorgaban una mayor relevancia tanto a la imagen como al vídeo de producto:

Como podemos ver, el vídeo de producto es muy simple, un par de planos a las zapatillas usándose por un modelo que apenas da un par de pasos en cada toma. Y aunque nos parezca simple, el vídeo es realmente útil, nos permite ver cómo quedan las zapatillas puestas en una persona, cómo se adaptan al suelo, etc.

Dependiendo de nuestro producto y de lo que queramos transmitir, el enfoque que le tendremos que dar al vídeo de producto puede ser distinto, así que aquí os traemos varias ideas que hemos desarrollado para varios clientes y que os pueden servir de inspiración.

Vídeo sobre fondo blanco con interacción simple

En el siguiente ejemplo podemos ver el vídeo de un producto tan habitual como es un almohadón. En este caso un almohadón personalizable de Hofmann. Casi el único aspecto que no se transmite adecuadamente con una fotografía de un producto de este tipo es su textura y tacto, así que lo que planteamos es un vídeo muy simple que simula casi una fotografía con fondo blanco, con un plano de cerca donde se aprecian unas manos apretando el almohadón lo cuál permite percibir en parte el tacto del producto así como su escala:

Vídeo simple de uso de producto sobre modelo

En otros casos los productos se ven mucho mejor sobre un/a modelo. Este es el caso del siguiente producto, un bolso, que queríamos ser capaces de transmitir de forma simple por todos sus ángulos, así como transmitir sus dimensiones en relación al cuerpo de la modelo y cómo se lleva en la mano. Un vídeo simple pero que nos transmite el producto mucho mejor que un buen puñado de fotografías.

Vídeo sobre fondo blanco más producto en contexto

El siguiente ejemplo, que también hemos desarrollado para Hofmann, es una evolución del primer concepto. Un vídeo que se desarrolla mayoritariamente sobre un fondo blanco donde se interactúa con el producto desde varios ángulos, para terminar enseñando el producto en su entorno natural porque… ¿Qué hay más habitual que ver un calendario colgado en una pared?

Vídeo más conceptual para transmitir productos más complejos

En algunos casos resulta más complicado transmitir el producto, como pueda ser el siguiente vídeo que trata de transmitir unas luces giratorias “tipo discoteca” pero portátiles. Este producto se transmite únicamente en uso y en un entorno oscuro, y aprovechamos la vistosidad de su impacto en el entorno para generar un vídeo semi-aspiracional pero desarrollado con poca necesidad de recursos.

Vídeo stop-motion: Combinando el efecto de las fotografías y del vídeo

Otra tipología de vídeos que resulta fácil de realizar y que nos da mucha versatilidad son los vídeos creados como un stop-motion, ya que nos permiten transmitir distintos productos a la vez, o incluso el producto desde varios ángulos, dándonos mucha flexibilidad a la hora de moverlo (ya que vamos cogiendo varios planos por separado).

El siguiente stop Motion para la marca Rohmb, en el que mostramos varias de sus carteras. Con este tipo de animación podemos mostrar el producto completo con el movimiento de sucesivas imágenes, y así poder ver varios de sus productos de un modo novedoso.

Existen muchas otras formas de transmitir un producto con un vídeo sin tener que hacer grandes inversiones, así que si estás interesado en generar vídeos de producto para vender más en tu tienda online, no dudes en contactarnos 😉