Es habitual que nos pregunten que diferencia a la fotografía destinada para tiendas online de aquellas que son realizadas para campañas publicitarias. Los que os dedicáis al mundo del eCommerce debéis de tener una idea clara de cuales son esas diferencias, pero los usuarios y clientes no terminan de diferenciar unas y otras, por eso, queremos hacer un repaso por los principales puntos diferenciadores. Vamos a ver 3 de esos puntos: destino y difusión de las fotos, composición y producción de las mismas.

Destino y medios de difusión de las fotos

Las fotografías para eCommerce, como su nombre indica, son aquellas que se hacen de cualquier producto que se venda online. Es una fotografía destinada a acompañar la descripción textual de un producto en su ficha de producto. Se trata por tanto de fotografías informativas para describir visualmente un producto, solucionando así el problema de no tenerlo el cliente entre sus manos.

En cuanto a su difusión, las fotografías para eCommerce están pensadas para usarse únicamente en Internet, aunque muchas empresas también aprovechan estas fotos para usar en sus catálogos físicos. Esto puede llevarse a cabo cuando las fotografías no necesitan un tratamiento específico para difusión eCommerce, por ejemplos fotografías de productos de alimentación, las cuales pueden usarse igual para la tienda online y los catálogos promocionales de los supermercados.

fotos supermercado

En el ejemplo superior podemos ver como la misma foto de un brik es usada tanto para catálogo físico (izquierda) como ficha de producto en tienda online (derecha). Esto es así porque el fin es el mismo, dar información visual sobre un producto a la venta, de modo que el cliente lo ubique. Ya hemos hablado por ejemplo del caso de Mercadona, que no usa fotos de producto en su tienda online, lo cual puede dificultar que el cliente encuentre lo que anda buscando.

La foto publicitaria en cambio, aunque su fin último evidentemente también busca la venta, es más persuasiva que informativa. Su misión es hacer sentir a los potenciales clientes que forman parte de una marca, que se han de identificar con los valores de la misma y, por tanto, han de desear los productos que ésta vende. Antes de seguir, vamos a ver en el siguiente ejemplo, las diferencias entre fotos de producto para la tienda online de la marca de gafas Hawkers (imagen superior) y un par de sus fotos publicitarias (inferiores):

hawkers fotografia

Como vemos, las fotos para tienda online son sencillas, a fondo blanco y con una información visual amplia, ya que el cliente puede ver tanto cómo son las patillas, como la parte delantera de las gafas. En cambio, las fotos de campaña como podemos ver ya transmiten cosas diferentes. Por un lado, la foto de la izquierda tiene un alto contenido sensual, lo que ya dice mucho acerca de la marca. Hawkers quiere que sus clientes se sientan sexys llevando sus gafas. En cuanto a la imagen de la derecha, vemos como el protagonismo en la foto lo tiene en nombre de la marca incrustado en las gafas. Se ha realizado una foto detalle con un fondo negro, lo que aporta mucha elegancia a la foto. Estas dos fotos las distribuyen por sus perfiles de redes sociales (Instagram, Twitter…), aunque Hawkers también ha comenzado a hacer anuncios de televisión y catálogos, por lo que ya no se limitan al entorno de Internet.

Composición y estilo de las fotos

Como decimos, las fotos para eCommerce son más sencillas que las publicitarias, lo cual no significa que sean de peor calidad. Las fotos destinadas para tiendas online también han de tener una cuidada iluminación, incluso más aún si cabe, ya que el producto debe visualizarse en las mejores condiciones posibles.

En cuanto a los fondos, lo más común es encontrarnos las fotos de producto a fondo blanco neutro, ya que evita las distracciones visuales en la foto, dando total protagonismo al producto. Aunque, como ya hemos hablado anteriormente en nuestro blog, una de las últimas tendencias en fotografías para eCommerce, sobre todo de moda, es fotografiar el producto dejando el fondo natural que sale de cámara, o incluso buscando fondos grisáceos o blancos rotos.

El encuadre en las fotos para eCommerce suele hacerse situándose el producto en el centro de la foto, sea cual sea el formato de la misma (cuadrado, rectangular…). Asimismo, el producto ha de estar por lo normal bien enfocado en todos sus puntos, para no perder ninguna información visual.

fotos ecommerce uno de 50

En cambio, la fotografía publicitaria está abierta a cualesquiera de las variantes de composición fotográfica. Se suele jugar con todo tipo de fondos, muchas veces siento éstos ambientes al aire libre. El juego con los enfoques y desenfoques también es habitual en este tipo de fotos, ya que lo que se busca es llamar la atención visual. Por tanto, aquí cabe mucho la creatividad sin seguir unos estándares marcados, algo que si existe en las fotos de producto.

foto publicitaria uno de 50

Producción de las sesiones fotográficas

Las fotos publicitarias necesitan una producción amplia, es decir, un gran trabajo previo a la realización de las fotos para concretar el estilo que se le quiere dar a éstas. Es un trabajo de creatividad y organización, ya que si han de buscarse localizaciones para realizar las fotos, ya sean exteriores o interiores, habrá un equipo humano que tiene que encargarse de ello y pedir permisos.

En cambio, definir como un cliente quiere las fotos para su tienda online es más rápido, ya que, como hemos comentado, hay que ceñirse a unos cánones que permitan que el producto se vea óptimamente y de manera sencilla. En fotos para moda (sobre todo para looks y fotos con modelos) o en ambientaciones (colocar el producto sobre un fondo, ya sea de cámara o una integración digital del producto sobre un fondo ya fotografiado previamente), si es más compleja la producción, ya que hay que buscar el estilo que se quiere dar. Esto también llevará consigo un coste más elevado por fotografía. Vamos a ver algunos ejemplos de fotos que hemos realizado y que llevan una producción más extensa:

ambientaciones foto producto

Estas dos fotografías son para dos clientes distintos. Con el primero, tuvimos que realizar una producción de ambientaciones al aire libre, lo que implicó desplazar el equipo humano y material a dicha localización. En cambio, para la imagen de la derecha lo que se hizo fue fotografiar el bodegón de productos sobre fondo blanco y, tras un exhaustivo silueteado de todo el contorno del bodegón, se introdujo éste sobre un fondo de stock. Ya hemos hablado anteriormente de ello también en nuestro blog. Aunque el segundo caso puede parecer más sencillo, también lleva si tiempo buscar un fondo que pueda resultar adecuado para los resultados deseados.

Estos son 3 de los puntos primordiales a la hora de diferenciar entre fotos para publicidad y fotos de producto para eCommerce. En futuros posts veremos más detalles a tener en cuenta.