Uno de los puntos más importantes en el proceso de retoque de las fotografías de producto es el tema de si incluirles sombras y/o reflejos o no y cuando es recomendable hacerlo. Vamos a ir viendo las ventajas e inconvenientes de cada uno de los casos:

Fotos sin sombra ni reflejos

fotografias producto sin sombra

Partiendo como base de esta dos fotografías de producto, podemos comprobar que en ninguna de las dos aparecen sombras ni reflejos. ¿Por qué decidimos mostrar así estas imágenes?

Pues bien, hay ciertos tipos de productos en los cuales no tiene ningún sentido agregar sombras que no han salido de cámara a un fondo blanco. Este es el caso de las lámparas que se fotografían colgadas, ya que quedaría muy extraño en imagen ver unas sombras que no se han proyectado sobre ninguna base. Otra cosa sería que mostrásemos la foto tal cual sale de cámara, sin fondo blanco, y buscar una luz dura que haga una sombra bien marcada sobre el fondo.

eliminar fondo fotografia producto

Como vemos en el ejemplo de la lámpara, al tomar la foto no se proyectó sombra sobre el fondo, por lo que no se ha incluido digitalmente tras dejar el fondo blanco. Al igual, al hacer fotografías con maniquí (eliminado o no), no aporta ninguna información visual extra, con lo que al pasar a fondo blanco no se incluyen sombras ni reflejos, como se puede comprobar:

ghost mannequin

El efecto que se consigue es como si la prenda estuviese flotando en el aire, de ahí su nombre “efecto fantasma” o “ghost mannequin”…y los fantasmas, a priori, no proyectan sombras ;P

Fotos con sombras

fotografia producto con sombra

En este caso vamos a partir del ejemplo de estas planchas para alisar el pelo. En la imagen superior vemos la foto tomada tal cual en el shooting y debajo tras su paso por retoque digital. Aparte de habérsele realizado una corrección de color para dejarlo con su color real (en Fotografía eCommerce siempre somos muy escrupulosos con este proceso), se ha silueteado para eliminar parte del cable por deseo del cliente y posteriormente se ha dejado a fondo blanco. Pero como vemos, se ha respetado la sombra natural que había salido de cámara (esto se consigue incluyéndola en el silueteado).

En este caso, el incluir la sombra en la foto final hace que quede más elegante a la vista y aporta una información visual correcta sobre como se mantiene apoyada en la base a pesar de su estrechez.

Ojo, hubiera sido igual de correcto dejar el fondo grisáceo tal cual sale de cámara, lo cual hemos visto que es tendencia últimamente. Lo que si es que no se hubiese podido usar luego las planchas silueteados para colocar sobre otros colores o texturas de fondo.

En algunos casos no se puede aprovechar la sombra que sale natural de cámara por la posición de los flashes u otros motivos, con lo cual, tendremos que agregar luego digitalmente con Photoshop la sombra deseada. Esto pasa también cuando tenemos que apoyar el producto sobre algún material para que se quede derecho en la foto, con lo cual tapa parte de la sombra natural del producto y habrá que recrearla digitalmente por tanto.

Lo importante sobre todo es que las sombras que vayamos a aprovechar o añadir digitalmente tengan sentido, ya que si nos excedemos añadiendo sombra se notará que es una sombra exagerada y no quedará realista la foto de producto, como podemos ver en el caso siguiente:

sombras artificiales producto

Fotos con reflejos

Con los reflejos pasa lo mismo que en el ejemplo anterior: si son suaves, quedan bien en imagen, incluso es un recurso muy usado en fotos de artículos de lujo como la joyería. Ahora bien, si metemos a la foto un reflejo exagerado sin estar justificado, puede chocar visualmente al cliente y hacer que éste abandone la compra.

Veamos ejemplos de reflejos bien hechos:

fotos de producto reflejos

foto producto robot reflejos

En todas estas fotos vemos que hay un reflejo muy, muy suave, lo cual está muy bien para dar el efecto de que los productos están sobre una superficie. En el caso de los vasos podemos ver como incluso se combinan sombras y reflejos.  Y como podemos ver a continuación, el reflejo de la última foto no se ha conseguido poniendo sobre una superficie reflectante, sino que después en retoque se duplica la imagen y se invierte, aprovechando la parte de más a la superficie para crear el efecto de reflejo.

foto producto sin reflejo

Y para finalizar vamos a ver ejemplos mencionados, como es el caso de los reflejos en joyería de alta gama. En este caso son fotos de la tienda online de la archiconocida Tiffany&Co:

fotos joyeria reflejos

foto pendientes reflejos

Podemos ver como los reflejos son suaves, pero notables. Parece ser que han sido fotografiados directamente sobre una superficie reflectante.

En conclusión, hay unos productos más dados que otros a incluir sombras y reflejos. En cualquier caso, recomendados que tanto unas como otros sean suaves, sin exageraciones que hagan muy artifical la foto de producto y no aporten nada de información visual relevante.

Recuerda que en Foto eCommerce somos expertos en fotografía de producto, de hecho es uno de nuestros servicios estrella.