Ante la efervescencia mundial del fenómeno Pokemon Go, aplicación para dispositivos móviles que usa sus cámaras para “cazar” Pokemons en las calles y recintos de la vida real, es el momento de pararse y mirar el recorrido de la eterna promesa de la realidad aumentada. ¿Es realmente útil y efectiva para sectores como el comercio electrónico?

Analicemos antes de nada que supone el término “realidad aumentada”. Según Wikipedia consiste en combinar elementos virtuales en entornos físicos reales, sobreimprimiendo los datos informáticos para añadir información virtual a la información física ya existente. Si extrapolamos esta definición al eCommerce, la realidad aumentada ha de servir para aportar información visual en un entorno físico real al proceso de compra online de todo tipo de productos.

Si lo pensamos bien, se pueden hacer cosas muy chulas con la realidad aumentada en este aspecto. ¿Y si por ejemplo enfocando con la cámara del móvil en mi salón puedo hacerme una idea de cómo quedaría determinado sofá o una lámpara?

realidad aumentada mobiliarioCierto es que solemos hablar de creaciones digitales en tres dimensiones que no suelen quedar de lo más real del mundo, pero oye, si que nos pueden dar una idea de aproximada como decimos.

Del mismo modo habréis visto alguna vez tiendas online que utilizan esta tecnología para funcionar como probadores virtuales. De esta manera, resulta sencillo probarse virtualmente un vestido, unas gafas o incluso joyas. Veamos algunos ejemplos de realidad aumentada en ecommerce:

HOLITION | My Boucheron – the augmented reality application from Holition on Vimeo.

Como podéis comprobar, muy, muy real no quedan, pero opino que solo con el hecho de poner a disposición de tus posibles clientes esta tecnología en tu tienda online, ya haces que permanezcan más tiempo y que recuerden mejor tu marca y productos, aunque sea de cara a futuras ventas. Además echan un ratito distraído, ya que estas cosas molan mucho para hacer ” el tonto” delante de la cámara 😛 Pero ojo, todos es medir y observar, ya que puede ser que realmente implique un buen número de ventas finalizadas el hecho de tener probadores virtuales.

En mi opinión lo que falla es el realismo, ya que en muchos casos parece que estés jugando a “Los Sims” más que tratando de testear visualmente un producto. Pero también he encontrado navegando algunos ejemplos muy bien hechos de realidad aumentada, como éste:

Mola además en el ejemplo que aparte de ser un 3D muy real, puedas cambiar de color el producto e incluso añadirlo al carrito. También está bien este ejemplo de Braun para mostrar alguna de sus maquinillas de afeitar, permitiendo incluso controlar con las manos la ficha de producto:

¿Y si vamos más allá y convertimos un catálogo físico de productos en una tienda 0nline? Mirad este buen ejemplo en el que además de poder añadir al carrito los productos del catálogo, se pueden ver vídeos de producto.

Otra vía de realidad aumentada es convertir el recorrido virtual de una tienda física o showroom (Consejos para vender en un showroom) en una oportunidad para enlazar con la ficha de producto y compra directa vía online de los productos expuestos fisicamente. Aquí podemos ver un par de ejemplos:

decovilla recorrido virtual

 

realidad aumentada tienda fisicaEn definitiva, estas son algunas de las posibilidades de la realidad aumentada en la venta online de productos. ¿Seguirá evolucionando la tecnología en este aspecto o se quedará estancada en lo que ya conocemos? El tiempo lo dirá, ya que uno de los grandes inconvenientes para su evolución es alto coste en tiempo y dinero para desarrollar e implantar los software dentro de las plataformas ecommerce, lo que tira para atrás a muchas empresas a la hora de decidirse por apostar por ello. Aún así, esperamos que el éxito de aplicaciones como Pokemon Go anime al mundo del eCommerce y el marketing en general a seguir apostando por la realidad aumentada.